Todas sabemos que estamos en la época perfecta para que las prendas de piel resurjan con fuerza. Cenas de empresa, nochebuena, navidad, nochevieja… si le sumamos las bajadas de temperatura, es el momento para que cuellos, estolas y vestidos de fiesta se conviertan en el look perfecto para esos días de fiesta.

Estolas y vestidos de fiesta

Antes de entrar en cómo vestir una estola nos gustaría empezar definiendo qué es. La estola es un complemento de tela muy peluda con una forma rectangular bastante notoria. Esta prenda se utiliza principalmente para cubrir la espalda y los hombros de una mujer. Las estolas son tremendamente elegantes, suaves y cálidas, y han reaparecido con nuevos diseños. Además, se han convertido en el complemento imprescindible para cualquier outfit de fiesta.

En Marisa Martínez vamos a darte algunos consejos sobre cómo llevarlas y cómo podemos combinar estolas y vestidos de fiesta.

Estolas y estilo

Una estola es una pieza fundamental en nuestro armario. Es un complemento que añade un toque muy femenino y glamuroso a una mujer. Hay estolas en diversos colores, formas, tamaños y calidades. Esto se traduce en un montón de posibilidades para tu estilo.

Chicas, ¿verdad que es importante saber llevar un pañuelo? Pues también es esencial saber vestir una estola, aunque ésta se utilice en menos ocasiones. Nosotras tenemos que saber qué colores y materiales son los más apropiados. Como hemos dicho, las estolas vuelven a estar de moda, sobre todo aquéllas de piel que te ayudan a completar tu look de fiesta. Así pues, podemos afirmar que las estolas y vestidos de fiesta siempre irán de la mano

Son piezas que sirven principalmente para cubrir la espalda y los hombros. Nuestras estolas tienen cortes modernos, elegantes y con detalles como flecos, elásticos, etc. Las estolas siempre deben tener algo en común con nuestro look: color similar, combinadas con otros accesorios…

Las estolas de piel se han convertido en el ‘must have’ de este invierno. Desde estolas de piel en colores básicos como negro, marrón, visón o nude, hasta modelos más atrevidos con piel de colores o con diseño patchwork.

En pocas ocasiones un único complemento puede llegar a cambiar completamente un look, como ocurre con las estolas de pelo. A continuación te damos diferentes opciones que seguro te encantarán.

Estola como bufanda

Una estola de poca anchura se puede utilizar a modo de bufanda. Pero busca un color neutro para que te sirva de fondo de armario, es decir, como complemento del día a día.

Estola sobre el hombro

Si apuestas por una ancha, apóyala sobre un hombro por encima de tu chaqueta y te aportará un toque de sofisticación.

Estola estilo fantasía

Otorgan un aspecto más juvenil y puedes arriesgar con el color.

Estolas en el cuello

Para uso diario o para alegrar un abrigo sencillo.

Estola como capa

Grandes y redondeadas en el centro. Ideales para llevar sobre los hombros a modo de pequeña capa.

Estolas multicolor

Estolas en varios tonos. Eso sí, trata de buscar tonalidades discretas para no perder la elegancia.

Como ves, no puedes dejar pasar la oportunidad de destacar con un complemento que tiene muchas posibilidades de uso. Si necesitas más información, consúltanos o visita nuestra tienda para ver nuestros modelos. ¡Esperamos que este post os haya gustado!