Para esta temporada incorporamos un nuevo servicio para nuestras invitadas. Se trata del servicio de alquiler de tocados de Nana Golmar.

Llevamos más de un año trabajando con las maravillosas obras de arte de Nana y desde ya podéis alquilar sus tocados en nuestra tienda. Cada uno de sus tocados está realizado artesanalmente en su taller y podréis alquilar todos los sombreros y tocados que tiene ella misma en la sección alquiler de su web: https://nanagolmar.com/alquiler/

Este servicio de alquiler irá acompañado, como siempre, de nuestro asesoramiento personalizado en tienda, de esta forma siempre sabréis que vais a acertar.

 

«Creo que hay momento para todo. El alquiler es genial si tienes muchas bodas, es divertido cambiar de sombrero o pamela con la facilidad que da al bolsillo el tema del alquiler, y quizás eso nos anime a ser más atrevidas o a darle un aire nuevo a ese vestido que teniamos olvidado al fondo del armario…. algo sencillo y un sombrero original. Y, por otro lado, no hay que perder el placer de en una ocasión especial hacerte un sombrero a medida adaptado a tus necesidades, hecho para ti», explica Nana Golmar.

 

Precios

El precio dependerá siempre del modelo y el alquiler de sus modelos y oscilarán entre los 50 euros hasta los 180 euros.

 

Sombreros y pamelas Nana Golmar para Marisa Martinez

Además, otra de la novedades que nos hacía mucha ilusión contaros, es que Nana ha diseñado una línea de sombreros y pamelas exclusivos para Marisa Martínez. De esta manera, gracias a la diseñadora tendremos una línea de sombrerería exclusiva que sólo podréis encontrar en nuestra tienda.

Estamos más que felices de seguir colaborando de esta manera con una de las sombrereras más importantes de nuestro país y así poder ofreceros todo aquello que os merecéis y esa exclusividad que marca la diferencia en cada acto donde vais.

Cómo elegir el sombrero

«Hay que buscar un equilibrio entre la persona, el vestido y el sombrero… Teniendo en cuenta la fisionomía de la cara (de esto dependerá la forma y tamaño de la copa del sombrero, por ejemplo) la anchura de hombros, que nos indicara el tamaño de ala apropiado, y la altura, buscaremos siempre algo que estilice», apunta Nana Golmar.

La moda de las grandes pamelas es peligrosa porque a mucha gente no le sienta bien y «se está abusando de ella». «Hay que saber cuándo un sombrero no nos sienta bien, aunque esté de moda. Para llevar estas pamelas necesitamos altura, queda exagerada si no se te ve la cara… La comodidad es muy importante para estar seguras y elegantes».