Los tejidos metálicos y los cuadros serán los grandes protagonistas, aunque también repetirán algunas de las prendas que son moda en la actualidad, como las camisetas y camisas con los hombros ‘cut out’ y las mangas abullonadas.

Para el próximo invierno, los diseñadores sugieren de nuevo una mezcla ecléctica inspirada por una gama de influencias. La ropa debe ser práctica incluyendo parkas y chaquetas de gran tamaño, denim – en monos y piezas enteras – así como estilos elegantes con prendas como blazers, vestidos ajustados y faldas de tobillo.

 

Estas son las ocho tendencias que llevarás en unos meses:

 

Cuadros

Sin duda será el estampado de 2018. Abrigos, camisas, faldas y pantalones en diferentes tejidos como la lana o el tweed y en una amplia variedad de colores para poder lucir los cuadros según el estilo personal.

Una de las tendencias de 2016 seguirá siendo una de las prendas estrella en 2018. Los hombros ‘cut-out’, o lo que es lo mismo, los hombros al descubierto, se reinterpretan en diferentes tejidos y formas para sacar el lado más sexy en invierno.

 

Flecos

En cuero y en tejidos metálicos, los flecos serán otro de los puntos fuertes de la próxima temporada. Los diseñadores apuestan por hilos que alargan visualmente las mini faldas, pantalones con flecos sobrepuestos y chaquetas de corte torero con brillos muy finos.

Mangas abullonadas

Otra tendencia actual que volverá con fuerza serán las mangas abullonadas. En la parte superior o inferior, en diferentes tejidos y materiales, este tipo de prendas serán una buena opción para lucir tanto de día como de noche.

 

Terciopelo

El tejido más vestido este invierno también se lucirá la próxima temporada. Sobre la pasarela se vieron trajes chaqueta en terciopelo y pantalones mezclados con transparencias y volantes.

Volantes

Las camisas y vestidos con volantes, muy de moda este año, serán otra de las prendas que se lucirán el próximo invierno, con colores lisos como el blanco y el negro y con estampados florales.

 

Metálicos

Las mujeres seguirán brillando durante la próxima temporada. Después de la cascada de cristales, lentejuelas y otros brillantes vistos en la pista la temporada pasada, la ropa metálica es ahora el centro. Las telas metálicas iluminarán los armarios del invierno en forma de chaquetas, de faldas, de corsés, y de vestidos en oro y plata.

La falda midi

El regreso aprobado de la falda midi golpeó la pasarela esta temporada. De Nueva York a París, los diseñadores han rescatado este look retro a los días modernos. Este look se detiene a mediados de la pierna y a veces cae al tobillo, lucido como un tul ensanchado, plisado en seda y cuero, o en cordón see-through, así como en una versión más ajustada. Pero entre todas las versiones, fue el corte recto con el diseño de la división delantera derecha la que dominó la pasarela.

 

La tendencia

Prepárate para volver a la universidad, esa misma donde nacieron los preppies y su marcado estilo college. El próximo invierno redibujaremos esta estética en cuanto a tejidos, piezas clave y estampados, pero actualizada según los códigos street del siglo XXI, más relajados y casual.

Como antaño, el espíritu nace de buscar en el armario de nuestros padres y adaptar sus piezas a nuestra juventud. Como resultado, un balance entre piezas de nuestra talla y otras que parecen que quedan grandes, por ser heredadas. Una forma expresar ese sentimiento de ser ya “mayores” por cómo vestimos y adelantar la futura estética de oficinista del verano que viene.